viernes, 9 de septiembre de 2011

Palabras verdirojas


-Si tú, me escuchas y después te quieres ir, listo, yo te subo en un taxi te acompaño, te dejo en casa y no me vuelves a ver-
-No, no claro que no, ahora me subes en un taxi, me prometes que me vas a dejar en paz, y después yo me voy a levantar muerta de pánico pensando a donde me vas a llevar serenata, ¿cierto?-
- Tú me conoces muy bien, ¿no?
- Está bien, perfecto, solo escúchame, pero escúchame muy bien : Yo no te puedo tomar mas en serio que esto, mírame a los ojos y dime que ya no me amas, y te dejo en paz por el resto de mi vida-
-Tú sabes que yo no te puedo decir eso, porque yo si te amo-
-Listo, entonces no te voy a dejar ir. Listo, mientras tú me ames yo no te voy a dejar ir, asi yo sea tu maldito amor no te pienso dejar ir-
- Oye tú, estas como perdiendo la razón ¿ no?-
- Perdiéndola, así como perdiéndola, no, no creo. Yo creo que ya la perdí ¿ o no ?mira, donde vivo, el hueco en el que vivo, osea ¿tú crees que una persona con un poquito de razón viviría en este hueco? Yo no creo. Lo que si estoy, es enloquecido de amor, estoy enloquecido de amor por ti, yo creo que de allí viene esta parcial locura que yo tengo, porque... ya te lo ganaste, con esa sonrisa te lo ganaste-
-¿que ?¿yo que?-
-Y tú dices que  yo siempre soy el culpable  eso..._
- ¿ de que?-
- Es que eso no es justo, y si no es justo, es como monótono, monocorde-
- ¿ de que hablas?-
-Yo la última vez que hice lo que estoy pensando en hacer te molestaste, yo me disculpo muchísimo por eso, pero esta vez si te pienso pedir permiso...-
- No, no , no... te lo advierto...-
-Hay otra cosa que es muy importante que tienes que saber : yo no te estoy poniendo a prueba, no soy tan miserable, yo simplemente, me estoy muriendo por darte un beso ¿ está bien?¿puedo?-
-No-
- Está bien, está bien, listo , listo. Está haciendo como frio ¿ no?. Vamos al bar y ahí terminas de sermonearme-
- No me lo puedo creer-
-¿que?-
-Que desde que te conozco es la primera vez que aceptas un no por respuesta y sin protestar-
- ¿ tú crees?-
- Pues si-
- Dijiste que si-
-(…)
- Yo si decía, decía así ¿ es cierto ¿ no? Decías que si, que si. Di que si por favor, di que si, por favor, di que si-
-Si(...)-
( se besan apasionada y largamente)
- Ahora si, dime que no me quieres y te dejo ir
- Tú sabes que yo no te puedo decir eso-
- Entonces ya te dije que no te vas a ir-
( se besan apasionada y largamente)
- No, no ya no es igual ...-
-¿ por que?¿ por que?¿ por que?-
-Por que cada vez que estoy contigo , este inmenso, este enorme amor que siento por ti, sigue ahi,intacto-
-¿ Y entonces?
- Porque  también mi confusión sigue ahí-
- ¿ pero cual confusión?... está bien, está bien... está bien...me voy... tú ganas preciosa , mira si te gusta mas el nombre de *** que el de ***, te lo juro, te lo juro, que voy mañana a la notaria y me lo cambio, pero si te advierto que ... que yo voy a seguir siendo este. Si no te gusta el look también me lo cambio maldita sea... ¿ pero cual es el problema...?
- Ya no bebas más por favor-
- Lo siento, lo siento, es que mi novia me dejo, si la mujer que mas amo en esta vida me dejó... y de alguna manera tengo que sobrellevar el dolor ¿No?... como no me alcanza para una pistola con el sueldo... maldito sueldo que yo gano... me toca aguardiente(...)
-A ver, a ver.. ¿no me puedes tomar en serio, por favor, por una vez?-
- Yo siempre te he tomado en serio, si, yo siempre te he tomado en serio. Yo me quiero morir antes que vivir sin ti.¿ no es bastante seriedad esa?¡La que no me está tomando en serio eres tú!
- ¿¡yo!?-
- Si ,tú. Porque así yo me llame *** o ***,sea un empresario o lo que sea, lleve una doble vida ... mira, solo tengo un corazón, uno de estos, y a este lo puedes poner a vivir en un apartamento de 800 m o lo puedes poner a vivir en un cuartucho y va a seguir siendo el mismo, te lo juro...
- No lo sé, yo... me tengo que ir... sigue suicidándote  que yo me tengo que ir...
-¿ves? ¿Ves? ¿Ves como eres? No te puedo decir la verdad porque inmediatamente explotas, te pones así, no es justo, por eso te tengo que mentir-
- No...Es que no estoy acostumbrada... a verdades un poco mas... ¿pequeñas?-
- Pequeñas... ¿ y a amores...¿ y estas acostumbrad a amores mas grandes que los que yo te doy? Porque por si no lo sabes... yo te recontraidolatro-
-... Yo voy   a hacer de cuenta que no escuche eso...
- Ay no no no no... quédate un ratito más, mira, digo hasta ratico, ven , quédate un poco mas
- Me fui sin pedir permiso-
- No, no, sabes que no va a pasar nada, Yo mismo te llevo sin protestar... quédate una hora mas-
-Media-
-Listo-
- Pero con una condición-
- ¿cual?¿ cual? ¿Cual?  la que tú me pidas-
 - No más besos
-No, esa no
-Esa es la única-
- (....) Está bien... listo, vamos... ¿Y sabes que? Yo te quiero ser sincero porque tú me lo pediste, así que voy a serte sincero...
- ¿ que?
- Que ahora que yo te dije que no te voy a dar mas besos, crucé los dedos(…)

lunes, 5 de septiembre de 2011

Libertad.



Libertad.

Así nos conocimos, sabiéndonos distantes

de cuerpo pero atados por el alma. Unidos
como las corrientes lejanas
que en el mar arrullan sus olas
y se hacen la hamaca de un cielo que espera.

Así nos supimos,
constantes e indecentes
conociendo la parte mas desnuda en la palabra
que el mundo desconocía en experiencia.
Nos supimos dulces por los labios y amargos
por los tiempos. Y amamos el miedo,
ese miedo que le teme a si mismo
y su poca suerte cuando de dudar
sobre el amor se trata. Y lo ignoramos,
como quien sabe que tras cada puerta
siempre habrá un camino y tal vez una ventana.

Y nos tocamos y nos bebimos,

como el cansado viajero que llega
a el distante oasis del que nunca oyó,
pero sabia existente por cada uno de sus sueños.
Así nos entendimos, silvestres y contrarios
a las direcciones hechas comúnmente a mansalva.

Jugamos a tener el mundo entre el pecho

latiendo a trescientos sesenta y cinco movimientos
por segundo alrededor de nuestras almas,
Y lo sentimos dentro, galopando sin
medidas ni riendas de color preocupación
bordeándonos los cuerpos.
Y nos tomamos desenfadadamente
, olvidándonos
del pecado de tener pendientes con la vida
que no daba mas que pequeñas muertes a su paso.

Y los olvidamos
y lo olvidamos continuamente
mientras la real sangre , cada uno
se la prodigaba dulcemente al otro.

Y vivimos
y vivimos balanceándonos al viento,
zurciendo las estaciones al gusto propio
del horario que puede imponer un beso.

Y así nos quisimos y nos queremos

hablando con silencios del futuro
que aún cuida el vientre del anhelo,
tan constante y sereno.

Así nos conocimos,

sabiéndonos enamorados uno ya del otro
y guardando nuestros labios

hasta ese único aliento

que realmente, la vida daba.



*****
Discúlpame , tú eres lo que me sostiene

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails