miércoles, 26 de agosto de 2009

Horarios II.-


Horarios II.-


Estas páginas podrían comenzar a comenzar a convertirse en un diario sobre ti y tu repercusión entre mis costas. Pero ese no es el propósito de esta nueva herida.

Hoy el reloj parece marcar sus segundos al ritmo de mis latidos, mi cuerpo parece vibrar melódicamente al ritmo de esa casualidad que acaban de observar mis ojos. Son las tres de la tarde con tres segundos- tres latidos que no necesitaron de ti- y absurdamente, allí vamos de nuevo a pensar en tu nombre.

Pero lo mencioné, hablaremos de mí esta vez y no sobre tus estragos. Hablaremos de quien fui y quien deje de ser con el tiempo que no recuerdo haber escondido de mis miradas.

Podría mencionarte cosas de mi infancia que no tendrían mayor sentido para ti que para mi, quizás luego contarte sobre que pasó luego de eso, en tantas etapas que tuve que pasar para llegar a ser quien soy ahora mismo -alguien que no reconoce sus palabras-

También podría mencionarte con gran detalle y sumo orgullo de cada uno de mis miedos.

-¿Soledad?- La soledad no es un miedo, es una forma de organizar la vida.

Puede convertirse en la gran amiga que nunca falla, y en aquella enemiga que puede terminar de destruirte por completo. Tan esencialmente necesaria como nociva – Pero se tanto de cosas nocivas como tú, que nunca nada, se convirtió en un problema.

La televisión interrumpe mis palabras constantemente. Las verdaderas desgracias toman el aire de esta habitación y me hacen sentir tan trivial como poco realista.

Mi vida no es nada comparada a aquellas historias que una voz realmente relata. Saber más o menos de mí, no hará ni desacera nada importante en la historia. Veme como si fuese un misterio mas. Es la forma en que quiero que me recuerdes siempre.

- Yo me quiero morir antes que vivir sin ti-
- Porque este inmenso, este enorme maldito amor, sigue siempre allí tan intacto-

Proclama eso, una dramática novela que corta el aire a realidad que comenzaba a impregnárseme en la piel.

Si mon amour, recuerdos van y vienen y hoy la batalla por la serenidad fue interrumpida por una treta del destino.

Dieron las seis de la tarde y es hora de comenzar a reunir los pocos restos que me quedan para ir hacia la clase que solía narrarte diariamente.

Mientras, seguiré esperando que la rutina traiga algo que sepa a olvido momentáneo. Hoy, quizás, tal vez.

miércoles, 19 de agosto de 2009

Y aún te espero.


Y aún te espero.


Hoy
has pasado con horas muertas entre las manos
dejando a los sueños esconderse atrás tuyo;
mientras olvidabas jugar conmigo a ese futuro
de pasos nuevos corriendo por el jardín
y algún recuerdo hambriento por tejerse,
pero ,no lo has recordado
ni yo aun tengo los latidos
deshilvanándome las lágrimas nuevamente
atándote a mis manos.



Hoy
has dejado que los cielos caigan
entre astillas de recuerdos vacios
y puntos finales a las oraciones aun no escritas;
(One more time,one more chance)


Esperando
aquel trémulo sonido de la puerta
que atraviese mis oídos de tus silencios
y balas cuales respuestas ácronas.



Esperando
las carmesí letras
que no llegaron a derramarse de tus ojos,
ni tallaron las nuevas heridas
en la piel de tiempo nuevo
que aun me cubre las pisadas.



Porque hoy
la ingenuidad del pasado cobró limites
y dejó que los meses inundaran con desasosiego
las sábanas que no dejaste impregnar con tu aroma.
Por primera vez
Por última vez
Por un siempre de ausente sonido.



Porque hoy la espera
se volvió un nudo en la garganta
esperando asfixiar a las razones con luto,
mientras abrazo esperanzada tus ausencias
cayendo al vaivén de unas sonrisas prometidas
más, nunca dadas.


martes, 18 de agosto de 2009

Sin importancia

Te espere-

Dos,
diez,
veinticuatro horas.

Un día confuso.

Mas números :

18 días
mes :febrero
mes : agosto
18 días.

18 meses.
Infinidad de sentimientos.

Nunca llegaste.

sábado, 15 de agosto de 2009

Horarios.



Horarios.

Es casi medianoche por este lado del planeta mon amour, la cumbre de la noche donde los poetas anudan la inspiración a sus lienzos de papel blanco para crear fogatas donde las palabras bailen al compas de sus propias melodías internas.
Y mientras sus hojas se llenan de amores con lenguas insaciables de pasión y desborde, estos vocablos míos se atestan de una sensación parecida al hastío entre los labios.

Si cariño, es ese mismo sentimiento que congela bocas y paraliza corazones, tan dañino como aquellos vicios que terminan con la Parca de amiga cercana, tú sabes, de aquellas malas decisiones que se toman y se enraízan con sus hojas de placer por todo el cuerpo. Podría tratar de explicarlo en tantas palabras y a la vez, tan solo resumirla en una: tú.

Lo sé, lo sé. Lo he aprendido de tal modo que te tengo impregnado en cada latido - cada vez más silenciosos-. Pero también sé, que como siempre, repetirás ante mis explicaciones del porque suelo ser así, o el porque debería dejar de asfixiarme a conciencia con tus suspiros con una simple acción: el silencio.

En todo nuestro tiempo, he aprendido a amar a tus silencios y a tus adorables vacios en el alma. He aprendido a quererlos de tal modo que son una prioridad por encima de mis sentidos. Absurda y sabia decisión.

Aprendí a amarte por lo que no mostrabas y a despreciarte por lo que hacías.

Tan simple y tan complejo a la vez, o quizás eso era también imaginación mía, como el pensamiento de que el cuerpo resistiría el peso de tus palabras frías siempre inundándome los ojos.

Eres de esos errores que mientras mas duelen, más se necesitan ,para cada paso que se deba dar adoleciendo el don innecesario de tener un corazón.

Ya es medianoche mon amour. La luna se ríe caprichosamente de mí y de estas palabras que son tan ciertas, que desearía quemarlas entre mis secretos más profanos. Y es que, lastimeramente ambos lo sabemos. El peso de nuestro amor
conlleva lastimarnos tan constantemente como nos sea posible.

Para luego, poder zurcir todo cabo suelto en la batalla, y abrir la siguiente puerta al próximo nivel de heridas.
El reloj terminó sus tristes campanadas.
-Duerme también esta noche conmigo cariño-

domingo, 9 de agosto de 2009

Saudade III


Saudade III





Resurges
…………desde la infinidad del vacio
que atosiga la garganta de palabras
………….tan desdeñosas,
…………………..como ajenas;


Tan incomprensibles para tus ojos
………..y sus pupilas
……………….de granito corpóreo,
…………que se hunden en los
………………..sentidos desgastados
por tanta lágrima,
…………….descosiéndole motivos
y humanas razones.

……………… Hasta
…….cuando la piel
……….. ya no pueda
encurtirse mas
…………..ni engullirse las propias marcas
que dejas en los labios


………….- tan sutilmente-

que cada absurda herida
…………es un modo
de perderse un segundo
…………………..- -dolorosamente dulce-
…………………………………………..en ti.


…………. Porque volverse arena
de a tantos golpes de silencio
……….. y latidos deshojados;


………Es cuestión de un último suspiro,
………………… que zurza la atadura
………..con el infame miedo
de nunca mas volverte a ver.

---------------------

========V. Praux.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails