lunes, 15 de noviembre de 2010

Sobre el golpe de su amor indecente.

Sobre el golpe de su amor indecente.



Me malacostumbré
a verte entre horas mudas
que sabían perfectamente el motivo disonante
del cauce indecente e inestable
de sus minutos
corriendo presurosamente a tu encuentro.

Me malacostumbre a esos roces de las ganas
con la pequeña tristeza que tarareabas
en mi oído, me conformé a esperarte
viéndome con los ojos de los dedos
buscando hallar nuevamente
cada borde posible
que te llevara a lo mas profundo
de mi cuerpo asentado
entre la misma maraña de la pena

Ese esperarte desnuda
al límite de unas sábanas silenciosas
que conocían el idioma de la muerte
y del triste placer
de una herida hecha con los labios.
Ese contemplar de mi debilidad cubriéndome
la voz de sonidos secos, de culpas
inexpugnables ,cada vez que me tomabas
y hacías de mi alma un retazo de piel
que no merecía mas que
ese copo de lástima
en cada orgasmo de latidos

Tan penosamente así. Me cobije
en ese lugar encima de tu cuerpo
mientras hablabas de los sueños rotos y lo poco
que pesaban mis razones. Y cuan
bardo era mi pecho
y ese corazón traidor de esperanzas. Todo dolía
en ese sitio donde la razón
se llenaba de espinas en las manos
pero regresaba puntual
a deshacerse entre sus propios miedos.

Me malacostumbré a ti y a tu forma de ver el amor
por sobre cada poro y por sobre cada gota de sudor
que caía en esa guerra de intenciones. Esa piedad
disfrazada de piel cálida
jugando al vaivén de la mentira.

Había tanto daño allí
como para cubrir
una vida entera
del más gris de los pecados.

Pero ahora nada queda
en el cementerio
de una habitación destinada a los dolores,
a las tragedias sin suturas, a las lágrimas a deshora
surcando un rostro que adolece aún de su pasado.

Hoy aún mis manos conservan el aroma al
mal amor de tus deseos
entre cada pliegue nuevo de pupilas ,
pero a diferencia de cada memoria imborrable
que crecía en el jardín de mi espalda,
ya nada de ello podría calarme con tu veneno
desde que te dejé allí
somnoliento de enfado por mis pasos
yéndome despacio
a calmar por si sola mis temores
de algún otro modo
menos sangrante en las sienes
para aliviar el cauce de linfa de la principal
de las habitantes en mis costillas de paja

La soledad.

Me malacostumbré a necesitarte
cada noche ebria de falsedad y de apetitos ponzoñosos

pero desde ello
decidí volver a morir sola en mis cuarteles
a la espera del silencio
devorando mis últimas migajas
con esa hambre
de quien sabe desde el faro que sostiene
que su destino
está en medio de las fauces
del abismo mas insorteable.

Me malacostumbre a matarme
de tantos modos posibles
en la rutina de la vida cotidiana…

jueves, 4 de noviembre de 2010

Campanario de razones

Para él, al cual no le cambiaria nada

Campanario de razones

Omar viene y va,
dejando sus besos
sobre la piel de mi mesa de noche
para que a la mañana siguiente
las golondrinas de mi cuerpo
se alimenten de sus labios.


Omar suele llegar de noche
con las manos repletas
de estrellas cazadas
con sus cincelantes dedos ,
desde el viento que abraza sus pasos;
en esos segundos donde no está cerca mío
pero mi pecho aún conserva sus caricias
como flamas imperecederas en nuestro cuarto.


Porque él cuando regresa a mis ojos
lo hace para vestirse
con el mismo color
del nido en mi vientre,
que espera impacientemente
la garua en rojos tonos
desde las palmas ave en sus manos.


¿ y es que de donde obtiene todos esos susurros
que han echado flores en mi cuerpo ?


Sí, él camina con los vientos alisios
que deja caer el mundo hacia mi puerta,
él hace que sus palabras se hagan árboles
de donde se sostienen anhelos madurando.


Omar es ese roce que alimenta a las horas de cálidos segundos,
Omar es esa marca en el alma que toda vida pasada ha esperado.


Omar es esa razón sin más dudas atadas
en la inequívoca pulsación del corazón
que sólo sabe hablar de él y yo en sus adentros...

jueves, 28 de octubre de 2010

Regarde-moi


Regarde-moi

 
Mírame hoy
hasta que esa última gota
de luna desdeñosa  y tan ajena de latidos
 termine como rocío
en algún pétalo seco de la ventana.

Mírame  hoy, como ayer ni nunca
 antes  lo habías hecho,
tan despacio, con esa calma de viajero,
 que va ahogando en sus pupilas
lo mas negro  de la  noche
que  se sostenga
en el pliegue tembloroso de sus labios,
esperando el destino y su amanecer
con la emoción
tímida y profunda de un niño.

Veme así, con el afán del ciego
de mundo que dibuja en su mente
la primera palabra  en medio de su ciudad
de sombras oscurecidas por la vida. Dulce
y cálido como el verano  naciendo de los
parpados entre el bosque del silencio.


Distíngueme de las  dudas que van ocluyendo
nuestros  ácronos latidos
 descendiendo  en cascada como semillas en el agua,
 tócame así, con el susurro que advierte
un pestañeo reflejándome
 en el espejo difuminante de tu alma.

Nótame así,
como siempre te he
esperado al borde de mi cuerpo,
entre el precipicio de las memorias
que surcan como águilas el miedo 
de no  encontrarte en mi puerta
hablando idiomas que solo la piel entiende.

Veme así, tan desnuda de recelos
y tan cubierta de emociones, pálpalo
en el aire y en esa brisa a eucalipto
llenando nuestros pulmones
de hojas nuevas como  sístoles exaltadas
nunca antes sentidas en el valle de tu pecho.

Y mírame
 con ese destello interminable en tus ojos
desatando hogueras en los pozos
que refleja mi imagen en tu alma

Siempre, así

Mírame.

jueves, 14 de octubre de 2010

Eudaimonia

Cuando pienso en ti
Llueve en mis lágrimas de nube
Y mi azul respiración toma
Su suspiro más hondo de ansiedades

En tu boca todo sabe a flores de un universo paralelo
Y a un sol sin sol acariciándome en la ventana
como un prado lleno de estrellas aún escondidas por la niebla

Todo brilla con su tono mas vacío de límites
y los heliotropos inflaman sus pechos
con mil palabras condenadas solamente a adorarte

Todo toma tu color de mándala y de rayo
porque siento/ porque deseo/porque vuelvo
porque retorno a mis pasos, tus pasos
como él único camino donde existe mi yo en su propia voz
de mundo y de eterna selva enamorada
donde el destino no existe si no firma con tu nombre,
dulce amor mío de un millón de necesarias existencias .

II.

Surcas mi miedo, caminante de enredaderas
alzando tu cuerpo con la altivez de una silaba prohibida

Tocas y desenredas las nimiedades del verbo indecente de emociones
que no hace mas que nacer perpetua desde mi boca
como cascadas de aguda dulce bulléndome maradiagmas en la piel

Porque mi corazón de brújula
Me ha contado del carmesí misterio en tus párpados cansados

Por ello, aun buscando con los dedos en tu cuerpo de arena y espinas
Quiero hallar la misma raíz del latido tuyo entre mis venas

III.

Y todos los eones silban y silbarán en nuestra brisa de la noche
Como tus ojos de café y fuego en mis entrañas de luna menguante
Siempre en todas las estaciones de mi alma
Cuando pienso en ti.

domingo, 3 de octubre de 2010

Esposas

Esposas.


Y sería fácil secuestrarte
entre algún sueño;
abrirle una grieta a la distancia
y embeber mis pies de kilómetros,
disponer todo ,para armarme de ti
alguna noche solitaria,
como una de esas tantas
donde me haces mas falta
que el aire amilanado de un cuarto
que canta rancheras tristes, patéticas, siempre heridas
junto a mi corazón tan y tan aburrido,
de su siempre nunca nada pasa.


Podría secuestrarte ,
sostenerte en mi pulgar
como una piedra preciosa en medio de la nada;
vestirte de camisa, de zapatos serios, de corbata asesina,
ponerte tan formal como este amor que yo te llevo
en cajita, como si pudiese volar en un instante
con el primer soplo de vida disparado a el aire;
vestirte con los labios, tan serio;
ordenarte los rizos hacia un solo oleaje
como si toda la mar se derramase en tu cabello;
y sencillamente mirarte,
mirarte sin sentido
para al segundo siguiente , desabotonar todo
lo que manche tu piel de su desnudez perfecta,
desordenarte con las manos como si abriese una puerta
y dejara estallar la más candente de todas las garúas:
cogerte con la boca
del lado más apetitoso en tu alma,
y besarte de una a una, las estrellas que no ves,
sembradas en tu pecho como brotes de bambú ;
y claro, como buena jardinera,
hacerlas nacer mil veces esa madrugada,
donde lo que nunca ha de faltar,
es la lluvia de palabras
mojando de rojos tonos todo en todas partes;
y desnudarme allí, al borde del precipicio
donde inician las cosas más latientes que la vida;
avanzar así, rozar el cielo con los dedos
y dibujar tu nombre con la sangre que envuelves,
tallar mis ganas como pétalos de rosa
y hacer de mi vida un inmenso océano para ti.


Y no soltarte más. Asirme a tu envés y revés,
anclando mis raíces todos los años que me quedan.
Secuestrarte así, secuestrándome también a mí
como si las horas no existieran, ni el tiempo
buscando separarnos nunca más.

Secuestrarte en mis sueños, así
y no despertar
y no despertar
y no despertar jamás.

miércoles, 22 de septiembre de 2010

Compromiso

Compromiso.

I.-

Regresé, te dije.

Y sonreíste desvistiendo a las
cartonescas paredes  
de sus extensas cortinas grises.

No digas mentiras , replicaste

Entonces
la luz comenzó a poblar nuestras ventanas,
el sol giró en su silla
y volvió a devolvernos la mirada.

Sí, tienes razón cariño;
siempre estuve aquí mismo,
…………..siempre junto a ti.


II.-

Es época de frio, de vientos difíciles
y de torpes discusiones sin chalina.
El lunes me habló del frio habitando
las esquinas como si de ratones se tratara,
y el martes me enseñó que con esa ventisca
helada, nada moral puede hacerse, mas que
buscar el lado contrario
y escandalosamente bello
a la corriente merodeadora de habitaciones.

Pero así, un miércoles me dio la principal
cura , para el inexplicable frio
jugando a estar sin estar en mis muñecas.

Y así te quise hablar de ello,
giré a pedirte un abrazo de esos cálidos
que hacen verdísimas selvas en mi cuerpo.

Pero no te hallé dibujado en mis cuadernos.

Entonces , recordé que si hay alguna manera
de abrigarse correctamente
con la gabardina necesaria
para este clima
de dimes y diretes complicadísimos

es estar contigo y solo contigo
todas esas horas
que yo sinceramente pienso
siempre nos quedan cortas y pequeñas
a nosotros y nuestro planeta de gigantes
con amores tan inmensos como sus palabras.

III.-

Llegué al país de Esopo a preguntarle sobre
moralejas largas , de esas que todo lo saben
sabiendo explicar todo con ovejitas y caballos.

Le pregunte por una fábula que me enseñara
que hacer en esos casos de ausencias hondas,
de extrañamientos millonésicos
y de sentimientos no pesables por el pecho.

Pero no supo responderme con soltura.

Entonces al final de ese libro de historias
agregué con letras garabateadas
un mensajillo, un sobretodo, con ternura:

La lección comienza donde terminan mis ausencias,
en ti, en tu cuerpo y en tu café de la mañana
donde me disuelves lento con tus labios de azúcar,
que todo inicia en tus manos y acaba en mis sábanas
hablando de cosas decibles e indecibles por doquier;
que es mejor y mas bonito en todos los idiomas
oírte explicándome las cosas en manzanitas
y regañándome dulce por no cobijarme lo preciso.

Que si la mejor solución para mis preguntas
son todas las respuestas que sólo tú
sueles darme, dibujándome pajaritos en los cuadros
de lunes a domingo haciéndome letras bermellón
entre esta piel florecida entre tus dedos,
diciéndome coqueto y serio, tan serio, yo no canto
pero silbándome entre besos sumamente largos
que existimos juntos, que nosotros cerca
que tú y yo vivimos en la misma línea
que trazamos algún inmortal febrero
hace dos años con nuestras propias manos
sin dudas,y sin miedos a ningun contexto.

Aquí, allá, aquí, allá, aquí allá

Pero al final,
como todo siempre contigo
pues lo demás
nos termina siendo
bonitamente innecesario.

IV.-

Deberías guarecerme en tu regazo, en
tus brazos de poco chocolate pero con miel
a borbotones, deberías de venir a calentarme
y dejar que la desnudez de alma en mi piel
hoy y siempre
se alimenten constantes de tu aliento.

¿Pues como podría yo contarte
a que sabe un solo día sin poder verte?
El sentir que el cielo no aparece y la noche
abraza sin demora, que la semana termina
sabiendo a polvo , el aire a cansancio y el tiempo
auna flor perdida
que no sabe a ciencia cierta el color de su corola.

V.-

Te necesito hoy, ahora mismo
y por todos las horas del calendario de mi cuarto.
y aún muy y muy después de eso. unos mil años más
como un trillón de siglos por delante. te necesito
hasta en mis minuticos pequeños,
cómo ávidos animales constantemente hambrientos.

Y es así como de enormemente yo te he extrañado
de espacio a espacio buscando
un solo pedacito de tu piel guardado en mi agenda.
Porque me has hecho falta como solo lo haría el aire
y ese simple movimiento que hacen las venas
para llenar eso imprescindible
tan y tan tuyo
como todo lo que vive a partir de ello.

VI.-

Este instante es mi seña de compromiso, cariño.
este venir para no irme queriendo quedarme
mas ceñida que siempre a ti y a tu ser solo mio.
Porque hoy con todo lo que llevo dentro
me comprometo a sembrar mil heliotropos
en ese sitio que deseamos llamamos hogar,
me comprometo a estar y siempre estar
poniéndote en el cielo mis cajas llenas de querer.
Porque en este simple acto, extenso y madrugador
solo quiero contarte tan pronto
que ese te amo
sembrado en ese valle de mis costillas
ha dado tantos brotes
como todos aquellos heliotropos
que tendremos eternamente en flor.

VII.-

Estoy aquí, volví a mencionarte.

Ya lo sabía, replicaste tiernamente.
Entonces la noche dejó caer
su cara más triste
y sonriéndole pícaramente a un estrella
le insinuó:

Duerme. Todo ha vuelto a su lugar.

miércoles, 8 de septiembre de 2010

Noticias =)

El domingo 5 me llegó a las manos la noticia sobre el I concurso José Caraballo , realizado hace algún tiempo en el cual participé, y para felicidad mía y de aquellos que siempre me han apoyado en ello, estos son los resultados :

---------------------------------------------------------------------------------------


"...Jose Caraballo: Nuestras felicitaciones a todos los participantes del primer concurso de poemas auspiciado por el señor José Caraballo. La cantidad de poemas es admirable; Congratulamos a todos por su calidad de sus poemas. Los ganadores son: //Jessica Brenda Mendoza Kuong Primer lugar-Poema : Eudaimonia //... Magaly Agüero Aguilar Segundo ... lugar. Poema Cuando pienso en ti. Fátima Quiñones Flores Tercer lugar. Poema Cuando pienso en ti, siento frío Próximamente estaremos añadiéndolos a la pared de José Caraballo y Poetas Hispanos. Muchas gracias por su participación."

-----------------------------------------------------------------------------------------

De parte del Dr. Amador Vera Director de Lenguas Romances en la Universidad de Maryland queremos notificarle que su poema ha sido seleccionado como ganador  de este primer concurso de poemas auspiciado por el amigo y poeta; el señor José Caraballo. Reciba nuestras felicitaciones.

 -------------------------------------------------------------------------------------------------------

Debo de agradecerle de antemano a ciertas personas que han estado conmigo siempre dándome animos en todas ocasiones  entre ellas, mi gran amigo Mauricio Pablo  (Erizo) que ha estado siempre pendiente y con él que hace poco obtuvimos el 2do lugar en un concurso de poemas improvisados, mil gracias por ambos y mucho más. Mau , por tus ánimos y sincera alegria cuando te enteraste de este resultado,eres un amigo genial que siempre sabe que decir, mil abrazotes a tí, sos un soooool. 

 

Y  por supuesto , a esa persona que desde hace  casi tres años ha venido viendome, levantándome y amándome sinceramente en todos los sentidos, Omar Rivera, mi novio , prometido y todo.  Gracias cielo por todo el tiempo que me has dedicado a mi y a mis letras, y sí, siempre tienes razón y eres mi super muso algodón ( no te sonrojes >.<) y sobre todo,te amo.Gracias por tu apoyo incondicional desde mis cuentos versados hasta lo que soy ahora , y claro, veras siempre conmigo.

 

A ambos les dedico este reconocimiento. Mis sinceros afectos y gracias.

 

  -------------------------------------------------------------------------------------------------------


lunes, 6 de septiembre de 2010

Naufragando - Dueto with Erizo

2º PAREJA
VIANNE D’PRAUX / E R I Z O
TEMA: NAUFRAGANDO
PALABRAS AZUL, AHOGO, SAL SEDIENTA


NAUFRAGANDO

He aquí el azul misterio de la muerte y su soga
que tiñe la noche y las horas
de ese pálido miedo como la corteza apremiante de la pena
y que aleja a Morfeo, las musas, y una que otra estrella.

He aquí el límite insondable del mortal ahogo en silencio
que te lleva a rogar por sal cuando ya te arrastras sedienta
la gris nube que garúa ácronas lágrimas de cianuro
junto a los ciclones tumultuosos de tu pretérito cercano.

Este es nuestro mismo velo de mudez, acaparándonos el rostro
robándonos los verbos y rentándonos los labios
como cicatriz de ayer, que aún conserva la sutil dolencia
de ese mutismo con el que solías jugar a picarme.

Aquí estamos, heridos, contándonos la arena del cuerpo
he interpretando esta ópera inconclusa de soles ingratos
renunciando oír el canto de la esperanza y su hiedra
y rogando por sal cuando ya el alma murió sedienta.

sábado, 21 de agosto de 2010

Recapitulando : Libertad

Libertad.

Así nos conocimos, sabiéndonos distantes

de cuerpo pero atados por el alma. Unidos
como las corrientes lejanas
que en el mar arrullan sus olas
y se hacen la hamaca de un cielo que espera.

Así nos supimos,
constantes e indecentes
conociendo la parte mas desnuda en la palabra
que el mundo desconocía en experiencia.
Nos supimos dulces por los labios y amargos
por los tiempos. Y amamos el miedo,
ese miedo que le teme a si mismo
y su poca suerte cuando de dudar
sobre el amor se trata. Y lo ignoramos,
como quien sabe que tras cada puerta
siempre habrá un camino y tal vez una ventana.

Y nos tocamos y nos bebimos,

como el cansado viajero que llega
a el distante oasis del que nunca oyó,
pero sabia existente por cada uno de sus sueños.
Así nos entendimos, silvestres y contrarios
a las direcciones hechas comúnmente a mansalva.

Jugamos a tener el mundo entre el pecho

latiendo a trescientos sesenta y cinco movimientos
por segundo alrededor de nuestras almas,
Y lo sentimos dentro, galopando sin
medidas ni riendas de color preocupación
bordeándonos los cuerpos.
Y nos tomamos desenfadadamente
, olvidándonos
del pecado de tener pendientes con la vida
que no daba mas que pequeñas muertes a su paso.

Y los olvidamos
y lo olvidamos continuamente
mientras la real sangre , cada uno
se la prodigaba dulcemente al otro.

Y vivimos
y vivimos balanceándonos al viento,
zurciendo las estaciones al gusto propio
del horario que puede imponer un beso.

Y así nos quisimos y nos queremos

hablando con silencios del futuro
que aún cuida el vientre del anhelo,
tan constante y sereno.

Así nos conocimos,

sabiéndonos enamorados uno ya del otro
y guardando nuestros labios

hasta ese único aliento

que realmente, la vida daba.

viernes, 6 de agosto de 2010

Boujakubujin (arrogancia)

Boujakubujin (arrogancia)


Así soy.
la reina de la melodía muda
que rasga gargantas con el hilo fino
de la promesa de un amor
con vértices mas sangrantes
que los que hubiesen obtenido ayer
en otros brazos algo menos
tormentosos

La musa de las desgracias
con voz propia en cada minuto
que alcance a ser un barco
para todo aquel
que desee naufragar
en el viento de la parsimoniosa vía
de la piel expuesta a el placer
latiendo en cada vena
pero ocluyendo un respiro mas
en pétreos pulmones extasiados.

Una reencarnación
de la misma manzana del pecado
que alguna vez mordió Adán.

Inestablemente dulce
y venenosa desde el centro del corazón;

Pudieras tu probarme
pero el momento de felicidad
en medio del asfixio sonriente
es demasiado breve para poderlo
tan siquiera apreciar

Por eso deberías sonreír

Tomar de nuevo una decisión real
aclarar tus propias manos del sendero que no está
y buscar alguna otra luz que brille
menos mal, solo tal vez

Comenzar a vivir de otra lumbre
menos magulladora de rostros
y más atenta de intenciones

Por favor, aprécialo
y toma de nuevo esa puerta de salida mientras puedas
buscando la nota desnuda
de una melodía que te arrastrara aquí
para atarte nuevamente

a la vital desesperación
del narcótico vicio de querer amar

Toma silencio y respira fuerte

Las lágrimas no te servirán en este lugar,
el mar esta demasiado llena de ellas
solo para recordar que la pena
es tan parte del aire como el oxigeno en si

Por eso no te daré mi nombre

y las cosas podrán volver a su estado
tan simple de emoción normal
aleteando el corredor de tu memoria
en un episodio sin fin

Por eso así soy,
la princesa de los infortunios en cadena
pero de rojos latidos en diamante para dar

Pudieras acercarte
beberme
tomar de mis manos
la bestia que encierro en mi cofre de cristal
dentro de mi pecho cubierto de sal

Y quizás volar

Sumergirte en un nuevo desmoronamiento
……………….que pueda
……………….quizás
……………….……………….alzarte
a una trágica y elocuente verdad
dulce y traicionera para tu voluntad tan firme.

Por favor, piénsalo.

Son demasiados los pecados que podemos cometer
en este embriagante baile
que puede romper las finas paredes de un alma
guardada para algún otro sabor.

Prometo no romper, si es así
la pirámide de tus instintos y vacios
que llenaré con lo más letal de mi placer

en un beso edulcorado de cianuro


Y entones, sellar nuestra promesa
de amor cadavérico y casi moribundo
con mil espinas
que te recordarán el encanto de pecar
sorteando el precio de morir.

Y si, es así (…)

jueves, 5 de agosto de 2010

Aniversarios=)



Un blogoversario mas =)

Ya hace dos años mi blog está funcionando ( bueno, este año mas seguido) y creo este post debe ser para agradecer a

todos lo que pasaron
todos los que leyeron
todos los que dejaron comentarios
todos los que no lo dejaron igualmente
todos los que se perdieron mucho por aqui
todos los que no tanto tanto
todos los mas que seguidores, amigos que regresan
todos los que me sumaron a sus páginas
todos los que se pusieron en contacto conmigo
todos los que dejaron su huellita
todos los que dieron click y llegaron hasta la oveja
todos, todos, todos.


Sin ustedes nada de esto seria posible

Esperare otro feliz blogoversario más.
Saludos a todos.

jueves, 8 de julio de 2010

Canción nocturna

Canción nocturna

Ay Omar,
las cosas vienen van
deshaciendo lunes en la boca
como esa ave agonizante de alma
perdiendo lo último
de sus alicatadas plumas
por alcanzar un lugar entre tus sueños.

Todo es niebla hoy
en este lado de la ribera
donde todos los ojos sembrados
entre nuestro mundo de metales
nunca llegaron a darnos
esas flores blancas
que tanto ansiabas en mi pecho.


Las cosas ineludibles
nos separaron las manos de sus pares
armándonos barrancos
desde el co
……………ra
…………..zón
………………… al suelo
goteando cascadas
de penas embebidas en añoro.


Ay Omar
hay penas que duelen tanto
que la piel no puede soportarlas
y termina destejiéndose el color
hasta llegar a ese plomo
en las mismas venas
cantando una canción de moribundos


Porque a pesar
de haber venido de puntillas
hasta ese lugar inexpugnable
en lo más profundo de tus oídos
no pude derramar
esas palabras de bordes rojos
que sólo querían
armar bosques y enredaderas
a lo largo de tu memoria

Todo me da tanto miedo ahora Omar.

Los días no logran aliviarnos
esa sangre perdida
durante nuestra guerra de errores
y esos golpes asentados
hasta el indecoroso pliegue en el alma

Y el gris se asienta en los pulmones
dejando a los alientos
mecerse en la cuerda floja
de la vida durmiendo en esperanzas.

Nada es fácil aquí,
caminando sobre el marcapasos inestable
del pánico a la pérdida invisible
de más retazos de linfa
naciendo dulces de mis lacrimales.

Hay Omar cosas tan frágiles, tan rotas
sensaciones tan vagabundas de certeza

Porque en momentos como estos
es tan sencillo saber
que siente esa hoja seca
que se ve acabada y triste
cayendo presurosa
………………… hacia la nada.

viernes, 2 de julio de 2010

111

111.

Cosas, cosillas y detalles varios que una lleva encima, y quizás, y sólo quizás, sea bueno compartir un poco. Vi la idea en algunos blogs y me pareció ameno hacerlo así que, aquí va y espero vaya bien.


1. Prefería hasta hace poco mi seudónimo porque mi nombre no me gustaba del todo, pero creo últimamente me agradan ambos.
2. Amo vivir en mi ciudad y sus calles quietas, tranquilas y sin demasiado bullicio.
3. Me gustan las plantas pero soy mala cuidándolos.
4. Me agradan los cactus y los heliotropos.
5. Tenía hasta hace poco la manía de salir a dormir en mi jardín por la mañana durante al menos media hora.
6. No vivo sin mi música predilecta rara y ligeramente excéntrica.
7. Siempre me he considerado extravagante y me agrada en absoluto ello.
8. Creo en reciclar el papel y salvar arbolitos indefensos y realmente trato de no malgastar hojas.
9. Suelo hacer origami con lo que tenga a mano, me mantiene calmada hacerlo.
10. Me gusta caminar en demasía.
11. El color verde es de mis favoritos, pero antes lo era el azul marino.
12. Me gusta la nieve, espero con ansias volver a hacer muñecos de nieve.
13. Me encanta coleccionar aretes, pero siempre pierdo uno del par respectivo.
14. Amo dormir, pero detesto hacerlo temprano.
15. Escribo cuando puedo y me debe gustar como queda, soy perfeccionista con mis poemas.
16. No quiero escribir sobre mí en ellos, pero algo siempre escapa de mis dedos.
17. No creo en recortarlos para publicar o cosas así, siento que eso sería como cortarle un brazo a un hijo mío.
18. Paso mucho tiempo en la PC, pero creo es solo por ahora, hasta que pueda llegar a donde quiero.
19. No tengo secretos realmente. Las pocas cosas que guardo no ameritan tanto misterio.
20. Siempre he tratado de aprender francés por mi cuenta, pero he olvidado mucho de ello.
21. En mis clases de tallado en la universidad solía hacer bailarinas y osos de cera.
22. Sólo por un motivo he dejado de dormir en calma por las noches.
23. Creo en los ovnis y cosas paranormales del mundo.
24. Mi programa favorito se llama cuarto Milenio.
25. París Combo, Jasmine & Steve Rodgers son mis músicos favoritos.
26. Nunca canto, sé que lo hago pésimo y me da pena ello.
27. Suelo ser muy callada, cuando estoy molesta puedo pasarme horas sin pronunciar nada.
28. No me gusta conversar realmente con la gente que no conozco. Sólo mis alegados saben que puedo llegar a ser un loro con ellos.
29. Soy muy inhibida en varias cosas.
30. No tengo amigos realmente cercanos en esta parte de mi vida.
31. Creo que he desperdiciado muchas buenas oportunidades que me han pasado.
32. Creo igualmente, que he tenido suerte para con mi vida amorosa.
33. Detesto ver mal a la gente o llorando, no sé que hacer.
34. Sé que soy mala consejera, en las situaciones personales soy algo torpe.
35. Colecciono pijamas. Es mi prenda favorita para cualquier momento del día.
36. Solía tener la manía de la competividad y el deseo de ganar algo siempre muy enervado. Creo que eso ha disminuido un poco este año.
37. Me gusta ordenar las cosas pero nunca llego a ponerlas realmente en su sitio.
38. Suelo reorganizar los muebles de mi cuarto, siento que hay que siempre variar.
39. Puedo fingir una sonrisa, una actitud y enmascarar palabras y odio poder hacerlo enteramente.
40. Me hubiese gustado ser una geisha por la parte artística y mística del asunto.
41. Trato de ser muy elegante en lo que hago. Eso no me sale del todo.
42. Siento que no soy una persona muy “querible” desde el inicio.
43. Creo que es fácil entenderme, pero difícil quererme por ello.
44. Ha habido personas que me han dicho que lo difícil es entenderme pero lo fácil es quererme.
45. Sólo le he creído ello en absoluto a una sola persona.
46. Amo el helado hasta cuando llueve. Podría comerlo toda mi vida sin duda.
47. Traté de leer las cartas muchas veces pero no tengo dones para ello.
48. Me gusta ser odontóloga y me encantaría ser historiadora, arqueóloga o quizás bióloga marina.
49. Odio cuando dicen que soy del tipo romántico. No lo soy y es demasiado evidente.
50. He perdido 2 celulares con mensajes que me valían más que el mismo equipo.
51. Detesto hacer trámites, la burocracia es algo que detesto.
52. Sólo un par de películas me han hecho llorar.
53. Me gusta el olor de la tierra mojada, del cemento secando y de la pasta zinquenólica.
54. Me gusta el rock bastante, rompe el minuto en que estoy y me eleva.
55. No me gusta que mis lentes se opaquen con el sol.
56. El sol no me agrada mucho, tengo una aversión horrible a deshacerme por el.
57. No me gusta andar muy descubierta. A veces soy demasiado exagerada.
58. No me agradan las niñas demasiado alegres y sus conversaciones de cosas triviales que parecen hacer reir a todos.
59. Tengo una relación de amor/odio con mi cabello.
60. La primera vez que me llegó un mensaje de él salté por la sala de mi casa emocionada.
61. Quiero conocer Egipto y/o la India, siento que tengo una conexión con esos lugares.
62. Creo en las vidas pasadas y en las reencarnaciones.
63. Me hubiese encantado poder ver sombras, no sé, fantasmas, todo eso.
64. Tengo una colección de zapatos que deben odiarme porque suelo caminar mal.
65. Estudiar acupuntura me hizo sentir que estaba haciendo totalmente lo correcto.
66. Soy muy mala bailando, pésima, siento que cualquiera podría reírse de verme en esas cosas.
67. Quiero ser muy dura muchas veces pero siempre termino pareciendo dulce y extrañamente afable.
68. En el fondo me gusta ser una niña y me agrada que me cuidan, aunque no me gusta depender de alguien.
69. Creo haber encontrado al amor de mi vida.
70. Soy muy poco animosa con los ejercicios. Detesto los gimnasios con toda el alma.
71. He prometido de lunes en lunes siempre dejar algunas cosas para estar más delgada pero tengo voluntad voluble.
72. Creo que si lo intento puedo ser excelente cocinando, pero no me gusta probar esa teoría.
73. Me gustaría ser madre en algún momento.
74. Creo en el destino y en que siempre hay sorpresas inesperadas.
75. Soy mala conservando amistades, soy demasiado cerrada y es algo que deseo cambiar pero es …difícil.
76. No he tenido cumpleaños sensacionales, todos han sido normales.
77. Mi firma no es bonita, la copié de papá y nunca me ha salido como deseo.
78. Sólo con una persona he sentido que daría todo sin importarme las consecuencias.
79. Me es muy difícil decir no, y sumémosle a eso que suelo ser el perro del hortelano.
80. Miento con frecuencia sobre cosas tontas. Pero he podido superar ello de buen modo.
81. Siempre me he sentido la tercera en los grupos de dos en mis amigas. No soy buena encajando.
82. Me da miedo manejar un auto, siento que se me va.
83. Soy ligeramente obsesivo-compulsiva con algo que da vueltas en mi mente.
84. Me gusta quedarme de madrugada viendo series, toda la programación diurna es horrible.
85. Tiro mucho al drama, pero se que sería pésima actriz.
86. No me gusta el chat en grupos grandes, siempre me siento excluida e incómoda.
87. He enviado una sola carta en mi vida hasta ahora, pero planeo enviar más desde ahora.
88. No me gusta salir y las veces que me han dicho para ello siempre he puesto excusas.
89. Me gustaría poder hacer bromas decentemente, pero no estoy programada para ello.
90. Todo lo que se de las PC lo aprendí sola y puedo decir del mismo modo que se bastante respetablemente.
91. Cuando me dicen un cariño o halago nunca sé como reaccionar.
92. Mi vida nunca ha sido la misma desde que dejé de tener a mi lado a mi conejo.
93. Me guardo muchas cosas hasta que termino explotando sin remedio.
94. Nunca pensé que yo podría sentir celos de algo por alguien. Me di cuenta que si y en buenas cantidades.
95. Siempre que leo Mujeres de ojos grandes me puedo imaginar todas las escenas, me encanta
96. Amo a Darío y su poesía sin duda alguna.
97. No sé tomar bien las críticas , me toma un poco de tiempo considerarlas.
98. No puedo tener amigas mujeres, no me llevo con ellas las siento muy raras, las pocas que tengo no son demasiado cercanas.
99. Tengo una colección de peluches de animales que amo, son raros y sé que no son fácilmente conseguibles.
100. Me gustan las naranjas, puedo comer demasiadas en un solo día.
101. Soy pequeña y me encanta serlo! Es ideal, bonito y según yo, me veo muy abrazable.
102. No me gusta pedir cosas, me siento rara con eso.
103. Me encantan los picaflores, me parecen las aves más bonitas.
104. Me encantaría poder publicar un libro alguna vez y que alguien alguna vez lo compre XD.
105. Me tomo fotos cada vez que necesito subirme la moral un poco.
106. Suelo ponerme baja con cosas demasiado simples.
107. Soy detallosa, me gusta serlo.
108. Creo sólo me faltan un par de cosas (que espero se cumplan a la brevedad) para ser feliz en absoluto ( y hasta morir en paz luego de eso).
109. Sólo una persona se dió cuenta de mi incomodidad una ocasión en un grupo de conversación.Es algo memorable.
110. Tengo esperanzas en algo en especial. Eso me mantiene viva día a día.
111. Sé que todo el que llegó a leer estas cosillas es un mártir XD y se merece un gracias enorme de mi parte.

Rainbow

Rainbow

Hay tantos caramelos
en el cielo, Elvis.

Pequeños cúmulos de aire
haciéndole rebordes de oro
a esas aves tan blancas
y tan emigrantes de destinos
como esos vientos sin rostro
que te cubren indecentemente
desde hoy,
desde ahora
desde esas lágrimas
que nadie pensó
se derramarían en esa travesía
que tu sólo podías conocer
al hablar desmedidamente con tu ausencia.

Hay tantas penas, Elvis
tantos minutos no nacidos,
tantas conversaciones a medias tintas,
tantos papeles breves por traer a mi mesa,
y tantas maneras de contar
que si me viste
en esa esquina de camino a casa,
se te acordaste de mis palabras
y trataste de cuidarme
aún desde ese insondable escondite
al borde de tus propios silencios.

Ahora florecen tantas soledades
como enredaderas sigilosas
en todo un lugar
donde tus pasos solían alegrar
el transcurrir de un día
a la espera de poder vivir el próximo con calma

Porque en ese ir y venir sibilante
muchas voces descascaradas de tus pasos
dejaron sentir su infinita tristeza
por esos afables caramelos
con gracias de aroma humedecido
no volverán a oírse más
desgajando ajenos ojos
de recuerdos empapelables
en sonrisas cortas
ocultándote el pasado.

Ahora realmente estás
tan lejos Elvis.

Nada aquí podrá ser igual nunca más
pequeño anciano de pupilas tristes
sin tus relatos parsimoniosos
de ocasiones tejidas por tu mente.

Debe de haber tantos caramelos en el cielo
amigo mío, tan extranjero de ocasiones

Tú te los has llevados todos

Llena el cielo de sabores Elvis
allá no hay nada que no puedas forjar.
ni iniquidades que no puedas detener

No hay estrellas ahora, que no puedas alcanzar.

jueves, 24 de junio de 2010

Brechas

Brechas

Lo oí. El primer sonido de la mañana
habló de un ruido mudo
ensordeciendo las ventanas

Crac.

Las seis. Aún estaba yo con el pecho abierto
…………dejando al alma
………………….respirar el mismo aire
……que él le robaba anoche
voraz y orgulloso a mis almohadas.

Crac

El final asomando sus uñas. Crac.
el mullido canto de una vértebra
narrando sus caídas. Crac. El tibio
abrazo de una costilla
al rojo abrigo
de un corazón recién usado.

Suena la puerta. Las siete y aún
el sol no ha asimilado la noticia.
- Y yo tampoco –
Crac desde el cielo. Crac
desde ese inútil espacio que me
absorbe los ojos con desidia.
Crac .Otro hueso hace de sus astillas
estrellas madrugadoras en mi cuarto.
Unas sabanas suicidan sus bordes
con las lágrimas que rompen sus
cuerpos contra ellas. Crac en sus
columnas de papel haciéndose
añicos con el viento que ya abraza.

Las ocho.

Crac

El reloj ha roto un destino

Una cama vacía tararea una sonata.

Crac

Un cuello más ha descalabrado sus sentidos.

Crac

lunes, 21 de junio de 2010

Atrás

Atrás

Puedes regresar a este lado,

buscar atar los cabos sueltos
de esa eterna pared que nos separa,
zurcir cortezas de algún tiempo en deshora
cansado de segmentar palabras
que terminan siempre
siendo comida para la lluvia,

No sé,
tal vez
querer despegar los miedos de esas cartas
que envías cada ciertos años
nacidos con esa buena estrella de la suerte,

Quizás regresar
a buscar de nuevo
las constelaciones en mi espalda,
buscando ese brillo tenue
que aún pueda sostenernos
en alguna misma y triste línea recta.

Puedes regresar de este lado, claro
pero nunca, ninguna de tus marcas
en nuestro propio limbo
eternamente tan ajeno
va a ser igual que antes.

viernes, 18 de junio de 2010

>Loa a un niño de cartón


Loa a un niño de cartón.





ÉL Era TODo . A veces una nube
solitaria que se posaba en mi ventana,
para lloverme las más finas palabras
que llevara en el bolso. A veces
era un rio, de esos que comienzan
en un glaciar perdido
y se unen al mar, sabiendo
que a él nadie lo vio
hacerse grande y luminoso
desde el principio de sus horas.

A veces sonreía, como quien esconde
un secreto de patas cortas y manos
hasta el techo. Sonreía mintiendo,
dejando en claro que estaba bien
y que lo demás le daba igual
como quien habla del clima en la calle.

Y yo corroboraba su mentira,
pero le recordaba
que en mi cuerpo había espacio
suficiente
para toda la piel expuesta
que aún no cerrase sus heridas.

Todo era así. Él llegaba a morirse
de él, en las puertas de esta casa
buscando un refugio
donde dejar el corazón en la entrada.
Quería solo un respiro en sus pulmones
un espacio en mis senos , una canción
de mis labios que le supiera
a esa familia de papel que no tenia
entre las manos. Y yo quise dársela
desde que lo vi apretando los dientes
en señal de fortaleza, ocultándome
sus lágrimas sin color
con las ganas de quien quiere morir
en el segundo mas piadoso que transcurra.

Y yo me ofrecí a besar sus ojos
hasta que el brillo retornara
a erigir y nacer orquídeas en ellos.
Que si él necesitaba un color para su
cuerpo, tomase mis venas
e hiciera con ellas los árboles más grandes
que le cupieran en el pecho.

Que yo siempre garuaría para él
cuando lo necesitase. Porque yo
solo quería entenderlo en su país
de los por qué y los tal vez arrullando
tristezas en los parques.

Porque yo lo amaba con todo ese miedo
a la realidad que le residía dentro. Porque amaba
sus costillas rotas, su piel cansada y esos ojos
nublados que miraban hacia la nada. Así era él,
con sus defectos que me sabían a la gloria
y sus silencios que adornaban mis sonrisas.
Y lo ame y ame para cubrir sus cenizas de
todo aquello que pudiera regalarle
mi existencia naufragante en sus dedos.

Y él también me amó como solo él podría hacerlo.

Colgó sus nieblas en mi puerta y alzó mis velas
con ese viento que aviva el destino. Y me vio
como nadie mas me había visto jamás, como
tocándome con ese café amargo en sus pupilas
buscando el refugio que también yo necesitaba.

Y se abrió a mí. Dejó a sus pétalos alimentarse
de mi ocho días a la semana , con madrugadas
que hablaban del amor compareciente
y de mutua inexigencia.

Aunque no era necesario.

Yo era tan suya como solo podría serlo
el mismo latido
que sacudía su ropa con los movimientos de mi linfa.

Porque él sabia mas de toda mi vida que yo
en mil años de la suya. Porque no necesitaba más
que un beso esquivo de razones , una caricia tímida
o un te quiero desgastado que hubiese nacido
en los confines de su afónica boca de futuro.

Era ese adorarlo de luna a luna, escribiéndole
en las paredes que los por siempre a mi no me
bastaban. Y a él tampoco, como también todo el
tiempo que le daba.

Pero en este mundo que guarda crueldades en
su garganta, como esperando el paso errado
que el destino obliga a caminar, estaba
esperándonos a la vuelta de esa gris acera
que llenaba de espinas como oro el rey Midas
todo lo que tocara.

Celos. La brisa huracanada que no perdona
límites ni respeta sentimientos. Ese gigante
que rompe todo a su salida expandiendo
sus fronteras. Porque el pájaro que dejo
venir a mi balcón, vino con el requerimiento
de tener mas de mi
a pesar de que ya lo tenia todo.

Y él se hirió. Lo laceré con solo una negativa
en mis gestos explicándole la única y real
circulación de mi carácter .

Porque él no me entendió,
y comenzó a dudar de mis jerigonzas
como quien duda del aire que respira.

No había motivos para que yo viese
a su piel frágil romperse por mi culpa.


Y yo me quebré. Me quebré con él
desangrándome por dentro. No quiso
oírme recordándole que todo lo que
tenia era mis ganas de nunca abandonarlo
y de morirme en sus muslos cada día.

Así es mi niño de cartón.

El inicio y final en ese villano cuento
de príncipes acongojados
y princesas que buscan rescatarlos
de si mismos y ese dragón que encarcelan.

Mi dulce niño de cartón.

Porque aún espero que escriba mi
nombre en las paredes de sus labios
y haga de mi verbo una sílfide
para su mundo.

Siempre ha sido así
como que aquí
siempre he estado para él.

Y lo seguiré estando.

Porque en esa historia que nunca
se termina de editar

Aún yo estoy dispuesta
a cubrir sus heridas con mi cuerpo.


Él lo es todo. Mi amado niño de cartón.

viernes, 11 de junio de 2010

Boomerang






Boomerang

Esto no era mas que un ir y venir,

Un caminar por los silencios
atando descalza
el sabor congelado de la tierra;

Ese andar por los resquicios

El tocar de las nubes con las uñas
rompiendo telarañas
hasta hacer ordalías con el aire.

Desglosar el miedo en sonidos olvidables

Relegar el pánico al momento siguiente
y su bucólica razón para su voz
corrigiendo las cicatrices por heridas.

Ese caminar en círculos
al lado de la piel donde hay réplicas
de tu olor a lluvia fatua de febrero,
recordando que la mirada del pasado
sólo es un garabato
que puede cobrar vida en la pared.

Esto no era un mas que ir y venir
a las páginas no escritas
de algún libro repudiado por su dueño.

Ese inaudito terror rotundo
a escucharte en medio de la selva muerta,

pero tú

aún habitabas esa choza decorada de señales.

Sí, esto nunca podría haber sido solo
un ir y venir a tus costillas
sabiendo que aún ocultabas mi piel en tus entrañas.

Yo lo sabia tal así (…)

miércoles, 9 de junio de 2010

Enjambre




Enjambre

Quisiera poder decirte todo
con la mayor honestidad posible. Dejarte
alguna tarde lo mas oculto de mi piel entre
los brazos, para que cubras de colores
los rincones de tu cuarto verde.
Abrirme a tus ojos
con las únicas rapsodias que guardo aún por dentro,
abrirme desde las costillas para dejarte el corazón
hecho una pequeña grulla de papel doblado.
Atarme,
atarte a los cinceles de los dedos para que no olvides
que las palabras no son suficientes
para explicar la dirección correcta
de las brisas desde siempre.

Ser perfecta para ti
e imperfecta para cualquier mirada ajena .
Volver pronto.
Volver sin miedos a las bancas de mi casa
a hablar de estrellas rotas y de canciones que no cesan.
Hablar como siempre y como nunca.
Hablar y hablar
de todo, dejando el pasado con sus fechas muertas
y al presente con sus esperanzas
sin marcas en el cuerpo.

Dejar fluir y dejar hacer.

Volverme tu única razón para quedarte .Quisiera
poder decirte todo con la mayor soltura en el mundo,
testificar esos te quiero con mi firma abajo, calmarte
los susurros con silencios.
Contarte todo.
Sonreír para ti a cada vuelta,
a cada dos pasos por delante. Sonreír
ahora y en tono perfecto. Tenerte en todas mis mañanas
y decirte, decírtelo sin recelo teñido de color ausencia.

Reafirmarme en ti, reafirmarme para ti.
decirte la verdad,
decirte en algún momento con real y única certeza
quisiera de ti, todo, tanto,
yo ser para ti.

Pero no puedo.

sábado, 5 de junio de 2010

Akhdar & Ahmar




Akhdar & Ahmar

(verde & rojo)

Porque tú eres como la sangre que recorre
y calma esa hambre por sentirse viva(…)



Regresa para quedarte.
Las lunas hablan de ti a escondidas
desde sus bocas hechas noche
para el público que mira. Este es
nuestro mundo de dos por tres
que alcanza para un siempre sin temores.
Así nos es: tibio como el miedo ,
cálido como tú una noche de verano
y frio como las palabras que
fuera de temporada nos suelen florecer.

Así eres tú ,como el mismo desencadenante
de un golpe de suerte en los cuentos.
Niño de pasionarias en las manos
y cerezas en la boca. Te he extrañado
como el mar a cada arena faltante en su costa.
A destiempo en mis horas, pero a cada minuto
surcante en mis palabras. Tú estabas sin estar
pero a todas las cosas las llamaba con tu nombre;
tú eras cielo, eras ave, viento ,árbol y mundo.
Aparecías en mi cuarto como la luz que nunca muere
y queda en las pupilas aún con el sueño
frotándote las sienes.

Así estabas. Aquí y en todo hablándome del temor
que nos observaba desde el cerrojo de las puertas,
esperando vernos caer
al primer sonido, de una aguja extenuándose despacio.
Aquí dormías, entre el párpado de la cortina
que cerrada no te permitía escapar de mi presencia.
Y todo era rosa como verde nuestra casa de muñecas,
tú y tus rizos amueblaban mis deseos
como en tus dedos toda mi existencia acaloraba,
todo volvía imponente como tú a mis memorias
reiterándote en todas mis gestuales señas posibles
que amanecerías aquí aún estando lejos.

Deberías quedarte por y para siempre aquí conmigo
en medio de nuestros dibujos de mañanas
y casas con ventanas amplias como el horizonte,
habitar aquí, habitarme por debajo de la piel
entre la linfa que alimenta cada poro inadvertido
y da el color de tiernos heliotropos a mi piel.

Y si tú regresas para quedarte
en este lugar de tonos rojos y plumas níveas
yo sabré que realmente no lo haces,

Pues constantemente
………….has estado aquí
aún en los mas impasibles momentos
que hayan garuado del desierto.

Quédate cariño,
……………………aquí ,
donde siempre has estado tú.

jueves, 3 de junio de 2010

Sobre la necedad.

Sobre la necedad.

Podría contarte de la vida esta noche.
Hablarte de lo cruel y fría que se vierte
sobre los ojos la calma cuando no has llovido
aquí desde algún bucólico febrero.

Suele ser todo así con mi lado de tus manos,
se aprende a tomar los suspiros y atarlos a
una falda que no sabe de colores,
a oler el miedo con cada palabra caída
de su árbol, y a desprenderse los ojos
cada vez que es necesario
ahogarse de trocitos de hielo para dentro.

Se aprende a decir que todo está bien
cuando el camino a la casa
está en medio de alguna guerra
y se llega descalza a un hogar colmado en espinas.

Desapercibirse de a pocos.

Bordear el límite de la mentira para que aún quieras amar mi sombra.

Podría contarte sobre las otras caras de la luna
que suelen quebrarse con cada nube
que roza sus mejillas.

Querer hablarte de eso que no respeta el cuerpo
pero
a la vez,
saberlo inconcebible
en el seno de alguna de mis palabras.

Realmente no podría.

sábado, 29 de mayo de 2010

Dos minutos




Dos minutos.

Así empieza todo.
El sol toma los rayos que restan de ayer
y se apresura a inaugurarnos la mañana. Sonríes,
dices buenos días iluminando una habitación dormida,
Sonríes nuevamente. La luz se filtra
mojándonos el cuerpo con ganas de moverse. Entonces,
te regalo las primeras sílabas de mi pecho aletargado,
………………….y tú
…………………….. y solamente tú
haces palpitar esa bestia roja
que únicamente tus manos tan dulces y modestas,
……………..han sabido tan tiernamente domar.
Sonríes, sonreímos,
los segundos juegan a rozar la piel
que tú aún en mi no cubres:
………..casi nada,
…………….casi aire,
ese ínfimo espacio en el cual no pasa
ni una sola aguja;
pero entonces ,esa última separación
la desapareces para siempre.
Luego, al próximo minuto que camina
no dejas de mirarme,
me observas despacio, bebiéndome en cortos sorbos,
esperando que mi sabor quede entre tus ojos
con el mismo frescor de una palabra.
Sonríes nuevamente
y todo se llena mágicamente , con tu oxigeno
color canela entre mis poros.
Entonces llego gustosa
nuevamente a la canoa de tus labios
que buscan naufragar en todas mis riveras,
y me voy de mi para hacer en ti mi nido
alzando las alas a tu encuentro.
Y sonríes,
y yo te respondo sin pensarlo,

y seguimos
alargando ese minuto prisionero de nosotros;

Hablando y hablando
de esos dos primeros minutos
del aún todo el resto
que nos queda para querernos,

Tejiendo y tejiendo despacio
nuestra propia gran ordalía con el tiempo.

Sonreímos.
El día sólo ha abierto un párpado.

martes, 18 de mayo de 2010

Sobre las despedidas




Es hora de decir adiós,

Es momento de atarse los zapatos a la sombra
y esperar que las piedras del camino sean de colores;
Es hora de cortar con la mano que guiaba las razones
y les daba la apariencia de rosas dentadas
en los bordes de la vida y de la lengua.

Es algo tarde
pero aún la melancolía
se ciñe a mi cuerpo, atándome al vacio
de saber que el tiempo
es solo ...cruelmente relativo,
El cuerpo de la hartanza ya bebió todos
los momentos que goteaban de la frente,
y las murallas levantando sus voces
me han dicho que nada
tristemente debe de ser ya para siempre.

Y es así señores, todo tiene un final.

Las marcas de las manos quedaran como recuerdos
y mis cicatrices serán historias luego
entre el baile de una fogata
aún ajena a la memoria;

Como que quizás todo debe ser así.

Es hora de coger las cosas entre labios
y armarse de valor al borde la cama
esperando no caer en la tentación
de dormirse entre la calma del pasado;

La impronta de los días hablaran desde mi piel
Para aquel viajero que alguna noche quiera descifrarlos.

Quizás inclusive, en otro instante hasta mis palabras
puedan descansar para siempre en su sarcófago
olvidado mis malos usos y los golpes de mis dedos,

No lo sé.

Pero , esta es la única manera de alzar alas,
tener que decir a todo
un dulce
y breve,
adiós.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails