Dos minutos




Dos minutos.

Así empieza todo.
El sol toma los rayos que restan de ayer
y se apresura a inaugurarnos la mañana. Sonríes,
dices buenos días iluminando una habitación dormida,
Sonríes nuevamente. La luz se filtra
mojándonos el cuerpo con ganas de moverse. Entonces,
te regalo las primeras sílabas de mi pecho aletargado,
………………….y tú
…………………….. y solamente tú
haces palpitar esa bestia roja
que únicamente tus manos tan dulces y modestas,
……………..han sabido tan tiernamente domar.
Sonríes, sonreímos,
los segundos juegan a rozar la piel
que tú aún en mi no cubres:
………..casi nada,
…………….casi aire,
ese ínfimo espacio en el cual no pasa
ni una sola aguja;
pero entonces ,esa última separación
la desapareces para siempre.
Luego, al próximo minuto que camina
no dejas de mirarme,
me observas despacio, bebiéndome en cortos sorbos,
esperando que mi sabor quede entre tus ojos
con el mismo frescor de una palabra.
Sonríes nuevamente
y todo se llena mágicamente , con tu oxigeno
color canela entre mis poros.
Entonces llego gustosa
nuevamente a la canoa de tus labios
que buscan naufragar en todas mis riveras,
y me voy de mi para hacer en ti mi nido
alzando las alas a tu encuentro.
Y sonríes,
y yo te respondo sin pensarlo,

y seguimos
alargando ese minuto prisionero de nosotros;

Hablando y hablando
de esos dos primeros minutos
del aún todo el resto
que nos queda para querernos,

Tejiendo y tejiendo despacio
nuestra propia gran ordalía con el tiempo.

Sonreímos.
El día sólo ha abierto un párpado.

Comentarios

Jorge Luis ha dicho que…
un placer leerte, un beso cosmico ne

Entradas populares