domingo, 24 de enero de 2010

Vientos cardinales



Vientos cardinales

Han descendido las mariposas
del níveo arco de los sueños.

Van buscando la rama
en medio de esta solana
.........que el camino desentierra
como una mano agitándose
………….por….. ser …..vista

- Y allí estas tú -

Sosteniendo la rosa olvidada
en medio de esa alameda
que no duerme sus miradas
por el tímido temblor
……… de nuestras pieles
abriéndose en flor de mil latidos

- Y todo parece vernos cuando sonreímos -

Mientras esa canción en la radio
sigue contándole al viento
en disimulados y trémulos silbidos
…………que aunque plebeyas ,todas
………… las sangres pintan de rojo.

- Y tú susurras
al vaivén que tus labios van marcando
como buscando deshojarme
todo el color que ésta boca ha
llevado guardando para ti -


- El día comienza a hacérsenos sólo una anotación
De letras ciegas y desperdigadas
en medio de algún papel hecho cenizas por la noche

[ sólo entonces los labios se nos hicieron todo aire ]

Sí, la madrugada se nos hizo flamas en el cuerpo
cuando tus ultimas caricias
me dejaron tañidos
hechos fina garúa en el pecho.

Y toda esa larga alba llovieron
en mi inexistente corazón
pequeños fragmentos de tu alma… ( … )

sábado, 16 de enero de 2010

Re-novándonos

Esta cajita y su fiel servidora Vianne, estan de remodelacion en todo cuanto se pueda modificar este blog, damos la bienvenida al 2010 con un nuevo modelo de presentacion, más poesia de modos nuevos y algunos que otros detalles que se estaran perfilando estos días. Así que con la nueva directriz de esperar lo inesperado, damos el inicio del nuevo periodo de esta, su Cajita de letras de siempre.

miércoles, 6 de enero de 2010

Efímera - efímeros




Efímera - efímeros

He nacido
de esa frase adormitada
al borde de los labios de la niebla,
que adentra entre miradas
y abraza lentamente este instante
plagado de miedos en racimo
que esperan un solo rayo
para asfixiarse
bellísimos
en - flor.


Este tiempo
que he recopilado
atándolo yo misma
con estas manos
de entre los poros del espacio
y cortas rendijas de ayeres ciegos,
se está amoratando entre mi piel
como dulces
lágrimas
azules
perdidas del mismo cielo
tan – ausente - de – miradas-
que nos ve inclinar
al campo donde la hierba
y nuestras almas
son niñas mudas de amor
y de conciencia alguna
invaledera en los límites de esta pena.


- Pues, crecemos-
al borde de la misma angustia
que embebe nuestras bocas
una y otra vez
de susurros vacíos de esperanza.


- cre - ce – mos -
como esa rama condenada a ser leña
en los brazos de un fuego
sumamente indolente de heridas.


Y el sabor de la desdicha
aún cala en el cuerpo
ocupando ese perdido espacio
que el pecho ha llenado de carcasas
y máscaras con hálito a dolores .


Pero
no hemos de quedarnos más
con esos retazos de presente
anestesiados de memoria baladí
y besos devorados de esencia;


Entonces
tú y yo
deshojamos la muerte de los parpados del otro
hasta que caer
se nos hace sábana en los dedos
atrapándonos
en ese latido sin eco,
sin aire
ni estrépito posible.


- Allí, he de desplomarme -
mientras sucumbimos de ausencias
tallándonos en ciénagas los nombres.


[ Agonicemos lentamente ]
al baile de la espada del remordimiento
impregnándosenos
al vientre marchito que hoy llora
triste
y eterno
viéndonos
desfallecer sin ni una sola voz.


- Sí , hemos muerto -


-------
VPx

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails