miércoles, 6 de enero de 2010

Efímera - efímeros




Efímera - efímeros

He nacido
de esa frase adormitada
al borde de los labios de la niebla,
que adentra entre miradas
y abraza lentamente este instante
plagado de miedos en racimo
que esperan un solo rayo
para asfixiarse
bellísimos
en - flor.


Este tiempo
que he recopilado
atándolo yo misma
con estas manos
de entre los poros del espacio
y cortas rendijas de ayeres ciegos,
se está amoratando entre mi piel
como dulces
lágrimas
azules
perdidas del mismo cielo
tan – ausente - de – miradas-
que nos ve inclinar
al campo donde la hierba
y nuestras almas
son niñas mudas de amor
y de conciencia alguna
invaledera en los límites de esta pena.


- Pues, crecemos-
al borde de la misma angustia
que embebe nuestras bocas
una y otra vez
de susurros vacíos de esperanza.


- cre - ce – mos -
como esa rama condenada a ser leña
en los brazos de un fuego
sumamente indolente de heridas.


Y el sabor de la desdicha
aún cala en el cuerpo
ocupando ese perdido espacio
que el pecho ha llenado de carcasas
y máscaras con hálito a dolores .


Pero
no hemos de quedarnos más
con esos retazos de presente
anestesiados de memoria baladí
y besos devorados de esencia;


Entonces
tú y yo
deshojamos la muerte de los parpados del otro
hasta que caer
se nos hace sábana en los dedos
atrapándonos
en ese latido sin eco,
sin aire
ni estrépito posible.


- Allí, he de desplomarme -
mientras sucumbimos de ausencias
tallándonos en ciénagas los nombres.


[ Agonicemos lentamente ]
al baile de la espada del remordimiento
impregnándosenos
al vientre marchito que hoy llora
triste
y eterno
viéndonos
desfallecer sin ni una sola voz.


- Sí , hemos muerto -


-------
VPx

1 comentario:

reltih dijo...

guau, qué recorrido de vida. excelente escrito, me gusto muchoooo.
abrazos

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails