viernes, 24 de agosto de 2012

Pendulum


Pendulum


Mi miedo
tiene el color de sus ojos
incrustados
en esas palabras obscenas
que no llega 
a mencionar
más allá de sus oscos dilemas
del cuando
el como
y  el quizás
en cada gastado centímetro
de la parda  piel 
en nuestro ayer

 ………un hoy enrojecido
 ………y tímido de escamas
 ………saltando a la fuente
 ………de las promesas sin respuesta

Mi miedo
sabe el sabor de todos sus colores
en el tiempo exacto de mutación
en algún otro gesto
muy extraño de pasos

 ………un abrazo  surcando  la trémula soga
 ………que une a dos meñiques 
 ………por la sangre del azar

 ……… ………un bastardo beso 
 ……… ………en  la madrugada de los labios
 ……… ………que han madurado en su maratón
 ……… ………con la melancolía de la sed cotidiana

 ………un quédate aquí

 ………un detente, por favor

O mil ramos de  cardos deseos
aflorando en el otoño
que no suele ser una sola estación
si no una constante hambre indecente
 en medio de estas trizas.

Un miedo al miedo de perder 
esa paranoia reinante
en los párpados de su propia pereza

su bellísima pereza 
entre los brazos de una noche desnuda
entregándose al encanto de la nada.

Y sí, muchísimo más miedo

 Mi Pánico. Dolor entre las señas
 ………del amor alzándose frenético
 ……desde los tobillos de una idea
 mojando el mismo aire que anega su presencia.

La constante sensación
de mariposas gestándose en mi vientre
 ………como señal de sus pasos
en los confines de mi sueños permanentes

Y ese algo, de horror premeditado
en la bravura de una fiera  domesticada
a su antojo entre la hierba

 ………Es decir

Amor. Un miedo constante
a la frialdad de unas sábanas incompletas
de horas y calor por doquier

 ………  ……… (…)

Mi miedo en realidad tiene su nombre escrito
 ………y cada tanto
suele tararearle a mi desgracia

Y hablarle despacio de cuánto tiempo
y de cómo habita la desolación
en la falda de una sonrisa desgastada (…)

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails