domingo, 22 de noviembre de 2009

Dile

Dile.

Abrázalo
y dile al oído
que sus penas aun las tengo
entre los bolsillos de mi abrigo,
y su ropa aun se viste de amarguras
esos domingos por la tarde
cuando respirar
ahoga el alma de inquietudes.

Díselo suavemente,
como en las noches que
……….moría a mi lado
como, deshojándonos
los miedos que cantaban
……….. a la luz de esa ingrata luna;

……………….- Pero luego nos sonreían esparcidos en el suelo-

No lo olvides, bésalo,
bésale la espalda florecida
a punta de esas heridas mortales
que ha coleccionado desde niño;
y zurce con cariño
las espacios vacios de su alma
que nunca llenaron los días
que recogí del árbol de mi sueños.

Y entonces,
………sólo entonces,
menciónale que TODOELAMORQUELETENIA
sigue siendo un objeto más
entre mi piel bañada de pasado,
que reposa orgullosamente en el jardín
……………de las memorias obscenas,

Que cuales arrepentidas plañideras
van calmando los deseos con mentiras
………………jurando
que tú solamente estas lejos
por algún otro motivo tan insulso
que no fuese,
el SINAMOR que tienes tatuado en el pecho
por mis manos -inhábiles modistas-
del error
……. puede tapizarte las memorias;
y a mi,
golpearme los sueños
……atándome a ese doloroso delirio
………………………de caer sin ti.

lunes, 9 de noviembre de 2009

Sur l'art de mourir et de se rendre



Sur l'art de mourir et de se rendre

Hoy las puertas se han ido
a bailar en la galera de los miedos
que contiene, ésa,
la única salida sin regreso
que camina altiva entre los ojos
tan desnuda
y tan doliente
como buscando calar entre los labios
los enojos que garúa.

¿Lo oyes?

La lluvia ha detenido su zapateo
en el desvencijado tejado de los parpados,
y asomando sus manos
hoy nos ha desgarrado los ropajes
usando sus palabras embebidas
de dagas sin conciencia.

¿ Lo sientes ?

El frio nos besa la piel
con esa intención de plaga
que carcome sus tibios besos
cargados con los dulces efectos
del sanguíneo cianuro que ofrece

Como buscando hundir sin más demora
esa última fracción de tormento grácil
en el pozo
de la paz que no calma las caídas
ni cura los suicidios constantes
de un alma incinerada
a punta de lágrimas de sílice

¿ Duelen mis delirios?

Bésame,
siente como danza el dolor
entre los cianóticos labios
del avasallante caos que me roza;

Mientras
mis aturdidas manos se deshilan
queriendo sostenerme la mirada

¿ Lo ves?

Ese latido final de arena
ha venido por nuestras migajas
esparcidas en el cuarto del vacio.

Justamente ahora
cuando el aire otra vez va contándome
la canción de sombras y horrores
que ha creado con las notas perdidas
del epitafio sonriente
que abraza a instantes mis tormentos.

¿ No es esta mi caída ?

(…)
Miénteme.

*************

lunes, 2 de noviembre de 2009

De esperas y mentiras



De esperas y mentiras


Voy buscando
la ultima caricia dejada
entre los artículos perecibles
de una nevera que congela sentimientos
cuales cubos de hielo;
para ese whisky de recuerdos que suele
quemarme entre sonrisas la garganta.


Mientras las paredes
parecen bailarme los instintos
entre vaivenes que terminaran en caída
justamente a medianoche
donde la cordura sale a vestirse
con retazos de las palabras,
cuales mujeres de la calle,
ofreciendo mentiras
entre sus pieles gastadas;
buscando que las esperanzas muertas
alejen sus huesos de la memoria.


Porque me he acostumbrado
a rellenarme el pecho
de cualquier rezago de tus ojos
que hubieses dejado en la almohada;
migajas de fotos sin rostros ni manos
y polvo del camino que no hicimos.


Dejando que ese espacio
tan ínfimo como absurdo
que debe de llenar el corazón
que te llevaste entre maletas,
sea ocupado
por algo de similar inexistencia.


Como el inútil pensamiento
de dejar las puertas abiertas
por si tal vez regresas.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails