Boujakubujin (arrogancia)

Boujakubujin (arrogancia)


Así soy.
la reina de la melodía muda
que rasga gargantas con el hilo fino
de la promesa de un amor
con vértices mas sangrantes
que los que hubiesen obtenido ayer
en otros brazos algo menos
tormentosos

La musa de las desgracias
con voz propia en cada minuto
que alcance a ser un barco
para todo aquel
que desee naufragar
en el viento de la parsimoniosa vía
de la piel expuesta a el placer
latiendo en cada vena
pero ocluyendo un respiro mas
en pétreos pulmones extasiados.

Una reencarnación
de la misma manzana del pecado
que alguna vez mordió Adán.

Inestablemente dulce
y venenosa desde el centro del corazón;

Pudieras tu probarme
pero el momento de felicidad
en medio del asfixio sonriente
es demasiado breve para poderlo
tan siquiera apreciar

Por eso deberías sonreír

Tomar de nuevo una decisión real
aclarar tus propias manos del sendero que no está
y buscar alguna otra luz que brille
menos mal, solo tal vez

Comenzar a vivir de otra lumbre
menos magulladora de rostros
y más atenta de intenciones

Por favor, aprécialo
y toma de nuevo esa puerta de salida mientras puedas
buscando la nota desnuda
de una melodía que te arrastrara aquí
para atarte nuevamente

a la vital desesperación
del narcótico vicio de querer amar

Toma silencio y respira fuerte

Las lágrimas no te servirán en este lugar,
el mar esta demasiado llena de ellas
solo para recordar que la pena
es tan parte del aire como el oxigeno en si

Por eso no te daré mi nombre

y las cosas podrán volver a su estado
tan simple de emoción normal
aleteando el corredor de tu memoria
en un episodio sin fin

Por eso así soy,
la princesa de los infortunios en cadena
pero de rojos latidos en diamante para dar

Pudieras acercarte
beberme
tomar de mis manos
la bestia que encierro en mi cofre de cristal
dentro de mi pecho cubierto de sal

Y quizás volar

Sumergirte en un nuevo desmoronamiento
……………….que pueda
……………….quizás
……………….……………….alzarte
a una trágica y elocuente verdad
dulce y traicionera para tu voluntad tan firme.

Por favor, piénsalo.

Son demasiados los pecados que podemos cometer
en este embriagante baile
que puede romper las finas paredes de un alma
guardada para algún otro sabor.

Prometo no romper, si es así
la pirámide de tus instintos y vacios
que llenaré con lo más letal de mi placer

en un beso edulcorado de cianuro


Y entones, sellar nuestra promesa
de amor cadavérico y casi moribundo
con mil espinas
que te recordarán el encanto de pecar
sorteando el precio de morir.

Y si, es así (…)

Comentarios

reltih ha dicho que…
muy bello mi niñita.
besos

Entradas populares