And you ...



Extrañábamos en sonido de nuestros labios juntándose amenamente una noche, casi al amanecer. El titubeo de tus ojos, el llanto de los míos. Extrañábamos el miedo de las horas derramándose indiscriminadamente por doquier, sin poder detenerlo en su ruin manera de delatarnos. De culparnos las ganas de no dejar de  permanecer juntos  en medio de esos cielos lilas que cantaban junto a algunos pajarillos el próximo amanecer. Extrañábamos el  batallar de los latidos agolpándose al silencio , ahondando los deseos de solo ser. De estar. De no dejar. De recordar.
De querer extrañar un recuerdo que no sucedió. De solo desear (…)

Comentarios

Entradas populares