miércoles, 10 de febrero de 2010

Cielo de heliotropos.




Cielo de heliotropos.




I.-

Tu boca aún me sabe a mañana,
a mañana plagada de nubes,
a mañana infestada en mariposas,
a mañana de color heliotropo desatado.

Sí, el cielo está cubierto de heliotropos

II.-

Has vuelto. Las flores en tus bolsos
han regresado al lugar donde nacieron,
sé que tus manos extrañaban ese sitio
donde los cuerpos hablan sin tocarse
y las palabras simplemente
son dichas sin más voces;
¿ extrañabas esta casa, donde aún
tu sombra vivía con mis horas acopiadas?

Tú sonreíste con el alma. Ambos lo palpamos en el aire.

III.-

Es tiempo de olvidar las manías del pasado.
es tiempo de perdonar al tiempo
que busca alejarte de mis días, de mis años
del tic tac incesante de la ausencia. Y es que
duele cuando ella canta esas horas,
cuando te consumes en las sombras
como besándola despacio …

Horas rotas, horas negras. Todas quemaban en el pecho.

IV.-

Dulce. Tu piel sabe a manzana en paraíso
Roja, roja como la sangre que se hace nube
en un día cuando recreas mis tormentas;
tu piel es esa telaraña que los dioses olvidaron
en sus viajes, buscando a la perfección
para hacerla parte de su poder caustico e infinitivo.

Error exquisito. Tú eras ese don que relegaron.

V.-

Aún recuerdo cuando nos conocimos. La lluvia
hablaba con las ventanas en trémulos susurros,
mientras tú hablabas de cuentos sin desgracias
…….y……de poemas con amores
sutilmente desmedidos, a lo largo y a lo ancho;
sí, hablabas en tonos bajos y melodiosos a mis ojos
pero gritabas en color esperanza a mi alma.

Siempre lo hemos dicho. El destino no nos guió con sus dedos,
nosotros le indicamos el camino.

VI.-

¿ Llevas en el pecho nuestras marcas
y entre labios todos mis aromas? Tus latidos
nunca mienten, tú tampoco nunca mientes

Tu corazón es esa llave al infinito. Ambos somos la verdad y vida
que acontece a cada minuto en la semana.

VII.-

Suelta a las estrellas esta noche cariño
……………no temas
no hay nada que pueda caer
cuando lo has rozado con el alma.

VIII.-

Desnúdame. Desátame los sentimientos
como si de pequeñas luces se tratara;
desnúdame de miedos, de dudas, de problemas
alza mi cuerpo como una pluma, sóplala a
ese viento que suspira. Sostenme con tus palmas,
mírame morir viviendo correctamente con tus manos.

Luego cierra tus párpados sobre mis ojos
y duerme conmigo
hasta que la noche acabe,
y el día se termine.

IX.-

Me sonrojas constantemente. Cuando me hablas
de pequeña y de pequeñas, cuando mencionas
mi nombre de mil modos indistintos
y las paredes se nos llenan de rubores;
Y es que luego el agua no alcanza para
aplacar el incendio de tus labios. Como cuando
te recuerdo que sólo se adorarte de domingo a domingo
con besos que no saben de las pausas.

Contigo no sé de tiempos, tú eres el reloj de mis miradas.

X.-

Tu amor tiene ese color
indefinible
del más hermoso heliotropo;

Tú eres esa flor que enaltece a mi vida.

Sí, todo el cielo realmente está cubierto de heliotropos

6 comentarios:

Jorge Luis dijo...

que trizte y confuso tu poema
fue un placer leerte

reltih dijo...

el etorno de una vida enamorada, se torna siempre color rosa.
un beso

Taty Cascada dijo...

¡ Qué belleza de escrito !, en verdad te felicito, muy bueno.
Besos.

Reina de Corazones dijo...

AHORA entendemos por qué "Oveja blanquinegra". Venimos de su blog en la oscuridad y de repente se hace la luz. Qué hermosura. Felicidades, pensamos que esta página concuerda mucho más con lo que usted transmite. Sencillez humana, claridad de pensamiento, sensibilidad, bondad y mucha libertad e independencia, es fiel a sí misma y se nota. Nos gusta.

Saludos Cordiales y un beso.

Chiqui Abreu dijo...

Wow, mi Jess, cómo hago para no levantarme de la silla y aplaudirte esta maravilla???
Eres genial!
Mis respetos, mi admiración y un mundo de cariño, con copa en mano, para brindar por tu amor!
Chiqui.-

salvadorpliego dijo...

De principio a fin una maravilla.

Mis aplausos a estos versos.

Un gran abrazo para ti.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails