martes, 16 de agosto de 2011

Carencias

Carencias


Carezco del dolor de la partida
y de las manos adecuadas
para sostener
algo más que aire
inundándonos la cara
de falsas y tiernas flores
que jamás se abrirán
 de por si
en este valle plagado de instancias
estridentes y calladas

Carezco de la narcótica pasión
que puede inocular el miedo
alguna vez, en alguna relación muerta
 a las tres de la mañana
en medio de los restos
de un lecho asesinado a palabras
de congoja,
adiós
y eterna despedida
como pequeñas balas
sulfurándose en la cabeza
de una relación sodomizada

en mentiras
en promesas tuertas
en sensaciones descalzas

Tan vacía y  llena  a la vez
De  ajenos verbos profanos
Hundiendo sus bocas
Entre la gélida carne de los días
Que aún no sucumben
A esta  escarpada distancia

Y aun así. El miedo
a no estar silbará
Una canción de moribundos
Relegada en mi pecho
 para después de las 10
cuando los últimos cuervos
ofrecen sus contadas plumas
al sacrificio de la noche
y sus estigmas a la falda
de quienes esperan
siempre
sabiendo que jamás
algo irá a suceder

Padecer del no temor a los finales
alzando sus manos hacia el viento;

Padecer de la no desdicha
y el no dolor al mañana
sembrando heridas en los ojos.

Padecer del no sentir nada
entre hora y hora
sabiendo
que un rostro triste
no puede alimentarse
de la sangre que no corre.

Carecer de la sensación
de perder
y sentirme morir por ello(…)

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails