Passés

Passés

Passés
( pasados)




Estábamos a unos minutos de la medianoche y sabía sin la menor duda que estabas en el salón de enfrente. Sé que no lo imaginabas en absoluto, esto era bastante obvio , pues yo no podría estar allí ese día y menos en ese instante. Llamé nuevamente a tu móvil mientras veía salir a algunas personas de esa fiesta.

- Que bien que se veía la novia, ¿no lo crees? Realmente esperaba esta noche - mencionaban algunas chicas que jugaban con el humo de sus cigarrillos apoyadas en un auto en la entrada.

De repente te vi saliendo por entre esas puertas medio abiertas con un gesto en el rostro que nadie te había conocido hasta ese entonces. Me buscabas con la mirada a pesar de que tus ojos no lo creyeran así me viesen inamovibles un día entero.

- Por aquí, messie –pronuncié al verte, casi sin pensarlo. Sujeté mis brazos mientras una sensación de miedo me apoderó momentáneamente

Te quedaste absolutamente quieto delante de mí. Creo que tu mente a pesar de haber pensado alguna vez en esta situación, esta vez no podía decirte las palabras correctas, pero realmente no había palabras exactas encajables a ese instante.

- Veo que realmente lo hiciste- mencione con una voz entrecortada que no parecía mía.

- No supuse que estas serían tus primeras palabras al verme- dijiste mientras tratabas de ocultar las manos en tu espalda.

Sabia que estar allí era un error, sabía que no me esperarías por siempre y está era la mayor prueba de ello. Mis ojos parecieron no entender la consigna de no mostrar debilidad y soltaron dos pequeños fragmentos de alma entre lágrimas.

- ¿Viste absolutamente todo, no?- me preguntó como esperando algún signo de negación de mi parte que hiciera terminar con ese momento plagado de espinas.

- ¿ como no verlo?, realmente parecías feliz allí, mom petit corbeau.

Sus pupilas parecieron haber perdido su brillo de hace segundos al verme. Mi piel no soportó mas el frio que bailaba entre la piel y la discusión y di dos pasos alejándome de él.

- Yo debí haber estado allí contigo, pero supongo es demasiado tarde para hablar de historias pasadas, mi vuelo sale en un par de horas- mencioné- debo irme.

Quiso detenerme, pero era inevitable. Él tenia una nueva vida ahora y yo era su promesa sin cumplir, eso era todo.

Abordé un taxi, mientras parecía regalarme un último te amo con sus ojos.

- Jet’aime - le respondí entre latidos que se deshacían de camino al aeropuerto.

Comentarios

Entradas populares