Sonho vermelho

Sonho vermelho

La noche prosiguió su camino tan despacio que no se percataron de que fuese tan tarde aquella vez . Él prendió la televisión sin pensar en algún programa o canal en especial, solo la encendió para que el silencio de la habitación no fuera tan evidente. Ambos estaban nerviosos, nunca habían pasado tanto tiempo a solas en un lugar cerrado así que ninguno de los dos sabían que hacer exactamente, en ciertos momentos solo podían oír los latidos acelerados de cada uno acompañando el ruido de la televisión. Estaba dando un programa de enigmas y misterios, entonces ella comenzó a verlo con atención. Estos temas eran su delicia personal y empezó a contarle que esas historias ella las sabia y se las narró sin pensar en el momento anterior a ese aire nuevo que se sentía ahora en la habitación . El solo la veía hablar y mover sus manos como haciendo figuras en la nada , con la fascinación de quien ve una luz brillante acrecentar todo de repente. Entonces él se acercó un poco, la tomó entre sus brazos y sin pensarlo nuevamente la besó. Solo hacía falta un pequeñísimo paso, para que sus sentimientos se desbordaran definitivamente desde esos tantos años venían acumulándoseles en la piel y que esperaban pacientemente solo las miradas de ella para florecer.

- ¿Recuerdas ese miedo que decías tener?- dijo él mientras acariciaba el cabello de su amada como si tocara una nube

- No había ninguno - respondió- solo necesitaba ver tus ojos viéndome así para estar segura de que soy eternamente para ti.

Él la beso nuevamente con la pasión de una flor sosteniéndose de la fragante primavera.

Esa noche no cupo ningún silencio más en ese mundo únicamente de dos.

Comentarios

Entradas populares